Seleccionar página

Fin de semana en Asturias

¿Será posible recorrer Asturias en dos días? Esta comunidad autonómica, sin duda alguna tiene mucho para ofrecer a los visitantes y turistas, así que te aseguro que en dos días vas a poder sacar mucho provecho de ella y te marcharás con muy gratos recuerdos y ganas de regresar muy pronto.

fin de semana en asturias

Una buena organización te va a ser de mucha utilidad para que no pierdas ni un solo minuto, desde que llegues hasta que te marches y si ya has estado allí, te recomendamos te centres en los sitios que aun no conozcas y preferiblemente que aparques el coche y hagas los recorridos a pie.

¿Qué tiene Asturias para ofrecer?

Sí que tiene bastante y para todos los gustos, por supuesto también depende del plan que lleves, si es para descansar, por diversión, para conocer lugares y monumentos, de aventura, paseo, disfrutar de la gastronomía o de una tranquila playa, etc.

Allí consigues todo tipo de hoteles de 1 hasta 5 estrellas,  posadas, sidrerías, restaurantes, pueblos pesqueros, casas pintorescas y paisajes que te van a dejar sin aliento.

Prepárate para pasar un fin de semana diferente, relajado o muy divertido mientras renuevas las energías que tanto necesitas para vivir.

Primer día por Asturias

Camino a tu destino, te recomendamos realizar unas cuantas paradas antes de llegar al hotel, la primera en la Playa de Cobijeru, a la cual puedes llegar a pie desde Buelna. Se trata de una playa que está rodeada de acantilados y simas, donde el agua llega a través de una pequeña cueva y donde te puedes refrescar si la marea está alta.

La siguiente parada será la Playa del Gulpiyuru, así que dejas tu coche en Naves y desde allí vea pie hasta llegar a una pendiente con la que tienes que tomar precauciones si la tierra está humedecida.

Gulpiyuru es muy parecida a la playa anterior. Desde aquí puedes continuar la caminata para echar un vistazo al Cantábrico, simplemente quedarás gratamente impresionado.

Más adelante te encuentras con Lastres, un pueblo de pescadores precioso, una vez allí ve al puerto y desde la playa puedes observar la belleza del pueblo, las casitas todas apiladas con sus ventanales, donde resalta el color rojo de sus tejados.

Desde allí te diriges hacia el casco histórico, lleno de calles empinadas y empedradas, de lado a lado las casas de los pescadores con sus balcones, un paseo que vas a disfrutar mucho porque todo es muy bonito y agradable; además desde los lugares más altos contemplarás del azul del mar que se pierde en el horizonte.

De allí continúas en coche hasta Luanco, siendo este un lugar perfecto para alojarte ya que tiene restaurantes y bares donde disfrutar de un vaso delicioso de sidra. Hay lugares muy tranquilos para pasar la noche que cuentan con agua potable y WC que son servicios básicos para estar cómodo.

Una vez instalados en el hotel, no pierdas tiempo y sal a conocer todo lo que ofrece Luanco, otra villa marinera donde vas a comer y a beber muy bien. El recorrido por el casco antiguo lo puedes realizar antes o después de cenar.

No te pierdas la Torre del Reloj y el Palacio de los Menéndez Pola como parte de lo que vas a conocer. Después puedes ir por un helado y hacer una pequeña caminata antes de ir a dormir, terminando de esta manera el primer día de recorrido.

Segundo día por Asturias

Recuerda que estas en plan de paseo, conocer y disfrutar así que tras un reparador descanso, levántate bien temprano, desayuna y sigue el recorrido.

Comienza el día conociendo Cabo Peñas donde los paisajes que vas a mirar desde los acantilados son preciosos, todo un paraíso natural a tu alcance donde las olas van y vienen produciendo ese sonido tan peculiar y reconfortante.

Además que vas a obtener unas imágenes inigualables para recordar y compartir, y en la misma zona te encontrarás con el Faro de Peñas, el más importante de toda Asturias. Ya embriagados de tanta belleza es hora de partir.

Desde aquí puedes ir rumbo a Avilés directo a la zona histórica, que por cierto es increíble y está muy bien organizada, donde va a haber muchos lugares a donde ir.

Sin embargo te recomendamos estos, la Iglesia de los Padres Franciscanos, Calle de Rivero, el Ayuntamiento, Teatro Palacio Valdés, la Plaza de España, Mercado de abastos y la famosa Calle La Ferrería.

Recuerda hacer en la medida de lo posible tus recorridos a pie, no te vas a arrepentir porque vas a conocer mucho al detalle cada calle.

Después de haber visto Avilés,  la próxima parada recomendada es Oviedo, así que no dejes de recorrer la calle Gascona, un lugar que tiene mucho por ofrecer, así que abre bien tus sentidos para poder disfrutar de atractivas edificaciones que sirven de albergue a teatros, palacios, conventos, iglesias, el Ayuntamiento, las plazas, estatuas y monumentos. Un lugar muy enriquecedor sin duda.

Desde allí puedes ascender Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, edificaciones cuya construcción es representativa del arte de Asturias; desde estos puntos elevados la vista de Oviedo es espectacular.

Un poco más adelante te espera Tazones, un pueblo de pescadores encantador, con calles empedradas y casas con fachadas muy coloridas que le dan un aspecto muy único y especial.

A estas alturas aun debería quedar un poco más de tiempo para recorrer al menos un par de lugares más, así que puedes aprovechar y conocer las famosas grietas llamadas Bufones de Pría, que ofrecen un maravilloso espectáculo cuando la marea está alta, admirando los saltos de agua y si no puedes realizar un agradable paseo lleno de acantilados y grietas.

Ya es hora de ir a por algo para cenar, allí vasa encontrar buenos restaurantes cuya relación calidad-precio merece la pena, y si no estás lejos de casa puedes volver ese mismo día o descansar para salir a la madrugada.