Seleccionar página

Fin de semana en Córdoba

Hacer un recorrido rápido y en apenas dos días, por una ciudad llena de historia y que ha sido declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad es posible, seguro que sí, pero será necesaria una previa organización para conseguirlo.

fin de semana en cordoba

Lo ideal es que te des un paseo por los lugares más destacados de la ciudad, que hablan mucho de su historia y son representativos de su cultura. Te preguntarás como saber cuáles son estos sitios, pero no te preocupes, ya que a través de este artículo te vamos a guiar.

¿Qué tiene Córdoba que le hace tan especial?

Es una ciudad que siempre cuenta con grandes expectativas, ya que está llena de historia, secretos y tesoros que son parte del legado de cristianos, musulmanes y romanos, el cual durante siglos se ha mantenido intacto; esta mezcla de culturas le da un toque especial y hace de ciertos lugares una parada obligada.

¿Cuáles son esos lugares a visitar en Córdoba?

Podemos mencionarte al menos 10 sitios, los cuales es posible recorrer en dos días y desde ya te aseguramos que si consigues ir a todos, ya puedes decir que conoces la ciudad.

Puedes llegar a la ciudad por carretera desde Málaga o Sevilla utilizando un coche de alquiler, por autobús o en un tren de alta velocidad. Claro que si solo vas por dos días esta última alternativa de transporte es perfecta ya que viajas cómodo, rápido, a buen precio y descansas un poco para el recorrido que te espera.

Una vez estés en Córdoba, procura buscar alojamiento en el centro histórico donde vas a conseguir muy buenas opciones, ya que desde allí vas a tener todo muy cerca.

Primer día en Córdoba

Una vez instalado, es hora de comenzar el recorrido y el primer lugar que no puedes dejar de visitar es el interior de la Mezquita de Córdoba, siendo este lugar todo un espectáculo de arquitectura y cuesta menos de 10 euros la entrada.

Dentro te esperan hermosos arcos que abundan a lo largo del recorrido y en el centro una impresionante catedral católica que te va a quitar el habla.

Al salir, presta atención a una calle que está junto a este monumento, es la calleja de las flores que cuenta con un gran encanto de lado a lado, siendo estos pequeños detalles los que más te van a gustar, así que no te la pierdas.

Después ve hasta el Alcázar de los Reyes Cristianos, un lugar cuyo ambiente es muy refrescante ya que abundan las fuentes rodeadas de un jardín bellísimo, allí encuentras aparte de este espectáculo de frescura, un museo.

Es tiempo de conocer la Mezquita que es parte del legado musulmán presente en el lugar y además declarada Patrimonio de la Humanidad, todo lo cual dice mucho de su importancia para Córdoba y España.

Dentro vas a disfrutar de cómo se mezclan de manera perfecta dos estructuras maravillosas, la catedral y la mezquita, lo que sin duda es un espectáculo del que no te debes privar.

Otro detalle en el que te pedimos prestes atención, es que yendo hacia la esquina suroeste de la Mezquita encontrarás la Capilla del Sagrario, toda una obra de arte que necesitas conocer.

El Puente Romano de Córdoba es sencillamente espectacular, desde allí puedes desfrutar de un bello atardecer y si lo contemplas desde muy cerca el espectáculo visual que te ofrece el puente, el rio Guadalquivir y la Mezquita de fondo es sencillamente inigualable.

Este sería un buen momento para terminar el recorrido cultural de la ciudad, ir al hotel a refrescarte un poco y después salir a cenar y probar algo de la comida típica del lugar, como el salmorejo, el flamenquín o el ajo blanco.

Después puedes buscar un buen lugar para beber algo o irte a dormir para estar bien descansado para el segundo día.

Segundo día conociendo Córdoba

Levántate bien temprano, come un nutritivo desayuno y a la calle.

Continúa el recorrido yendo a la Torre de Calahorra, una imponente edificación que se construyó con el propósito de resguardar una de las entradas a la ciudad. Hoy en día ofrece a los visitantes una vista preciosa de esta desde su orilla izquierda.

La Sinagoga donde puedes acceder de forma gratuita, es un lugar que aunque no es de los más visitados, ha sido declarado bien de interés cultural y alberga información sobre la historia judía.

El Palacio de Viana es una belleza imponente que se divisa desde fuera, ya que de sus paredes blancas emergen los balcones y desde estos consigues una preciosa vista de los 12 patios, unos grandes provistos de fuentes y otros más pequeños pero de una belleza sin igual.

Puedes decidir si recorres el interior del palacio, solo los patios o ambos, el resultado siempre va a ser gratificante para la vista, ya que todo es un espectáculo que merece la pena.

La siguiente parada es el Palacio de la Merced el cual destaca por su bonita fachada al estilo barroco, incluso el mismo funciona como sede de la diputación de esta ciudad.

No pagas nada por entrar, así que una vez allí presta atención a tres puntos que son lo más destacado, el claustro principal, la escalera imperial de mármol y la fuente de mármol negro, simplemente precioso.

Tienes dos opciones para finalizar este recorrido de dos días, la primera es la Plaza del Potro, un lugar muy agradable con varias calles alrededor llenas de lugares donde puedes tomar unas deliciosas tapas y descansar un poco.

La segunda opción es Plaza de la Corredera la cual está un poco más retirada y sería perfecta para cerrar el recorrido, ya que este lugar alberga varias terrazas que te invitan a sentarte relajado al mismo tiempo que te tomas una cerveza bien fría, te calientas con el sol y comes unas tapas, siendo la única en su estilo en toda Andalucía por su forma de rectángulo.

Sin duda alguna Córdoba  es una ciudad que te va a dejar mucho en tan pocos días, un lugar ideal para conocer algo más de historia, de cultura, para salir de la rutina y volver totalmente renovados a casa.